Hasta siempre, Freddy

Hace tiempo que los “números” del covid que contamos todos los días dejaron de ser números para transformarse en gente que uno conoce. Lamentablemente hoy tenemos que despedir con profundo dolor e impotencia a Freddy Ramon Moya compañero cooperativista de la Localidad de Calilegua, Jujuy.

Freddy tenía 34 años y 4 hijos con su pareja Fatima, también compañera cooperativista.Calilegua es una Localidad de 6 mil habitantes y forma parte del departamento “Libertador Gral San Martín”, lugar donde se encuentra el tristemente famoso Complejo Agroindustrial Ledesma acusado en estos días de no haber protegido a sus trabajadores y trabajadoras de los contagios.

Hoy cuentan más de 200 trabajadorxs contagiados y 7 fallecidos, motivo por el cual se lo acusa de estar propagando irresponsablemente el virus en la localidad.En Calilegua funcionan 7 cooperativas de construcción que forman parte de CNCT.

Hasta el 2015 las obras públicas llevadas adelante en Calilegua fueron ejecutadas por las cooperativas que componen la CNCT, viendo florecer plazas y aulas de colegio, llevabas a cabo por los propios vecinos cooperativistas de la localidad como Freddy y Fatima.

Debido a su diabetes, Freddy de tan solo 34 años, entraba dentro de la llamada población de riesgo, la cual debe tener atención específica y muchas veces dependen de la disponibilidad de un respirador para poder afrontar el tratamiento y curarse de covid-19. Pero esta no fue la historia de Freddy: En Jujuy los hospitales están colapsados, muchos con falta de insumos para que lxs propios medicxs se protejan del contagio, las camas no alcanzan y por el mal manejo del Gobernador Gerardo Morales , hoy debemos lamentar el fallecimiento de un joven compañero.

En el día de ayer, desde la salita donde rudimentariamente lo atendían le informaron a Fátima que lo trasladarían a su domicilio, situación que se repite entre los vecinxs. Pero ella no lo notaba en buen estado e hizo fuerza para que esto no sucediera así. Consiguió que lo mantuvieran internado, pero ese mismo día a la tarde Freddy, comenzó a descompensarse y lo trasladaron al hospital de la localidad de Libertador donde horas más tarde falleció.

Desde Nación se le otorgo una abultada partida presupuestaria a Gerardo Morales para que pudiera hacerle frente a la pandemia y sin embargo hoy pareciera estar fuera de control en su provincia.

Queremos respuestas, queremos explicaciones y sobre todo queremos dejar de escuchar testimonios de compañerxs asustados porque de contagiarse de Covid-19 nadie les asegura que tengan una cama y un respirador para poder afrontar la enfermedad. Gerardo Morales debe dejar de pasearse haciendo campaña y empezar a proteger verdaderamente a quienes lo votaron y encomendaron esta tarea.

Queremos enviarle un fuerte abrazo a todxs lxs compañerxs de Jujuy y en especial a Fatima y la familia de Freddy. Cuentan con la CNCT para lo que necesiten este difícil momento.

¡Suscribite a nuestras novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.