0 11 min 1 semana

El presidente de Bolivia dio un mensaje ante 4000 trabajadores de la CNCT y CTA en el Microestadio de Rácing. La CNCT le entregó una placa y una prenda confeccionada por ex talleres clandestinos de la comunidad boliviana, que hoy son cooperativas textiles con derechos laborales.

Este jueves 16, en el Microestadio de Rácing, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) y la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) realizaron un acto con el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, para acompañar su pedido ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya por una salida al mar para Bolivia.

Christian Miño, presidente de la CNCT, lo acompañó en el palco y fue el encargado de otorgarle una placa de agradecimiento por su aporte a la Unidad Latinoamericana. “Para nosotros, las cooperativas de trabajo, el compañero Evo expresa el espíritu cooperativo de los pueblos originarios de la región, que son la base para pensar en otras formas de economía de tipo solidarias. Pero también la voluntad de poder para enfrentar a los capitales buitres y consolidar la soberanía que tanta falta nos hace como pueblo”, expresó Miño.

La CNCT compartió el palco con Hugo Yasky, secretario general de la CTA, y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi. En las primeras filas, estaban el embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro; los legisladores Gabriela Cerutti y Pablo Ferreyra; y el coordinador de Microcréditos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Alberto Gandulfo, entre otros.

En su discurso, Evo Morales remarcó que “la unidad de América Latina seguirá dando batalla contra la dominación y contra el saqueo. En Bolivia, desde el momento en que nos hemos organizado, de la lucha sindical y social pasamos a la lucha electoral, recuperando los principios y valores del conjunto del movimiento social, preparando un programa de gobierno, pero un programa nacional y no un programa de políticas impuestas desde Estados Unidos, el Banco Mundial o el FMI”. 

Además, agradeció a los dirigentes presentes la realización del acto: “Esta clase de actos nos fortalece. Me siento un trabajador más argentino. Somos países vecinos con la misma historia y la misma lucha”. Y rescató las figuras de Néstor y Cristina, Fidel Castro, el Papa Francisco y el Che Guevara.

Por otra parte, la Red Textil Cooperativa (RTC) le obsequió a Evo Morales un guardapolvo confeccionado por cooperativas textiles de la comunidad boliviana. “Este obsequio representa el aporte que viene realizando el cooperativismo de trabajo en la recuperación de los talleres clandestinos que explotaban a los trabajadores inmigrantes del país hermano”, expresó Joaquín Fernández, secretario de la RTC.

En un momento del acto, el actor Juan Palomino, como secretario Adjunto y de Organización de la Asociación Argentina de Actores, interpretó una poesía que hacía referencia al pueblo boliviano y sus luchas de liberación.

Al finalizar, el presidente boliviano aclaró que “a pesar de lo que diga la derecha, no somos populistas, somos socialistas, somos antiimperialistas, trabajadores, obreros y originarios. Digan lo que digan, esta revolución es democrática y es imparable”.

Las Federaciones presentes fueron FECOOTRAUN Florencio Varela, FACTA, Red Textil Cooperativa, FEDERART, FADICCRA, Red Colmena, Manuel Belgrano, COOTRAFER y La Central.


DISCURSO COMPLETO DE EVO MORALES:

Estamos en una campaña para que vuelva Bolivia al Mar, con soberanía. Pero nunca hemos visto tanta concentración como hoy.

Estamos convencidos que los pueblos de América Latina están organizados sindicalmente, culturalmente, políticamente… El pueblo de América Latina está organizado en los movimientos sociales, trabajadores, pero en una línea política, con principios y valores…  El pueblo latinoamericano, cuando se une, nunca los derrota el imperio. En nuestra experiencia fue tan importante unirnos y derrotar a quienes nos dominan o nos dominaban. Después de la fundación de la república, cuando surgían movimientos políticos de liberación, venían las dictaduras militares. Cuando surge la unidad del pueblo boliviano o latinoamericano, quisieron aplastarnos y dividir. Es lo que quieren hacernos en Bolivia. Dividirnos, cooptar algunos dirigentes sindicales para la derecha, para los neoliberales, procapitalistas e imperialistas. Dividirnos para dominarnos políticamente y de esa manera robarnos económicamente, saquear nuestros recursos naturales. Pero a esta altura fracasaron y van a seguir fracasando, por la lucha y conciencia del pueblo boliviano para derrotar ese saqueo. En Bolivia recuperamos esta conciencia ideológica que nos dejaron de la lucha de la época colonial, y sobre todo el que se enfrentó fue el movimiento indígena, los llamados “sin alma” por algunos miembros de la Iglesia Católica. Por eso ahora nos ha sorprendido el Papa Francisco, que ha pedido el perdón de épocas pasadas, de algunos miembros de la Iglesia Católica. En épocas pasadas, tenía que ser el Che Guevara un argentino, y ahora el Papa Francisco quien reivindique la lucha de los trabajadores de toda América Latina y el Caribe.

Estamos convencidos que la unidad de América Latina seguirá dando batalla contra la dominación y contra el saqueo. En Bolivia, desde el momento en que nos hemos organizado, de la lucha sindical y social pasamos a la lucha electoral, recuperando los principios y valores del conjunto del movimiento social, preparando un programa de gobierno, un programa nacional y no un programa de políticas impuestas ni desde Estados Unidos ni desde el Banco Mundial ni del FMI. Como todos saben, el movimiento indígena, los quechuas, aymaras, ha sido en la historia el sector social más humillado, despreciado y discriminado. Este sector, junto a los obreros, clase media, maestros, nos hemos movilizado políticamente. Obreros y originarios ahora hemos salvado a Bolivia democráticamente. Cuando llegamos al gobierno en 2006, el PBI era de 9.000 millones de dólares. El año pasado llegamos a 33.000 millones. Las reservas internacionales en 2005 eran 1.700 millones de dólares. Y el año pasado llegamos a 15.000 millones. En 2005, cuando el gas y el petróleo estaban en manos de los extranjeros, la renta petrolera era de 300 millones de dólares. El año pasado llegamos a 5.800 millones. La inversión pública de 2005 era de 600 millones de dólares. Para este año hemos programado 7.500 millones. Cuando revisamos los datos de la renta petrolera nos preguntamos: en 20 años de neoliberalismo ¿cuánto nos robaron? ¿cuánto se llevaron? Hay que ser ciego para no ver los resultados que hemos tenido hasta ahora. Por esta razón, el año pasado hemos sido elegidos nuevamente por el 62%.

Cuando era soldado de las FFAA en 1978, un jovenzuelo de 18 años, ese año conocí tres presidentes generales. Imaginen cómo era la estabilidad política. Después del 2000 y antes de asumir la responsabilidad como presidente, cada año había un presidente. Después del 2006 y durante 9 años y medio sigue habiendo un solo presidente.

Estamos en tiempos de profundos cambios, de interacción de nuestros pueblos. Cuando llegué a la presidencia recién se gestaba UNASUR. Ex presidentes que aportaron bastantes. Ahora estamos con CELAC, de toda América Latina y el Caribe, respetando nuestras diferencias. Yo digo, qué bueno sería que todos los presidentes de América Latina y el Caribe como antiimperialistas. Ahí si podremos derrocar al imperio norteamericano y al sistema capitalista, que hacen mucho daño a la humanidad. Está todo en proceso. Después que garantizamos la unidad, Fidel me llamó y me dijo: Evo, lo que pensamos ahora se está haciendo realidad, antes era yo solo y ahora son tantos presidentes. Con Hugo hemos enfrentado al ALCA, que debía llamarse ALGA: área de libre ganancias de América. Con el compañero y hermano Néstor Kirchner derrotamos al ALCA.

Sin embargo, el imperio no duerme. La Alianza para el Pacífico surge para romper esa gran interacción de América y el Caribe, para continuar con las políticas del ALCA, del Consenso de Washington. Su acta constitutiva dice privatizar los servicios básicos, es neoliberalismo, es libre comercio. Respetamos pero tenemos profundas diferencias con algunos gobiernos de América Latina, incluso de UNASUR, que se dicen socialistas pero privatizan los servicios, los caminos y hasta mares.

Los comentaristas de derecha, a algunos gobiernos nos tratan de populistas. Si populista viene del pueblo, bienvenido. Pero no somos populistas, somos socialistas, somos antiimperialistas, trabajadores, obreros y originarios. Digan lo que digan, esta revolución es democrática y es imparable. Nuestro proceso hace historia.

Esta clase de actos nos fortalece. Me siento un trabajador más argentino. Somos países vecinos con la misma historia y la misma lucha. De verdad estoy sorprendido. La compañera Cristina nos ganó haciendo un monumento a Juana Azurduy. En Bolivia más conocida es Bartolina Sisa… pero también tenemos escuelas de Belgrano y otros compatriotas argentinos.

El Papa Francisco la semana pasada nos dejó sorprendidos cuando expresó solidaridad diciendo que Bolivia tiene que regresar al Pacífico por Soberanía. Tenía que ser un Papa sudamericano, un Papa argentino, que exprese con profundo sentimiento sobre esta injusticia de más de 130 años. Esta primera batalla legal ante la Haya de seguro nos irá mejor con Malvinas. Estamos convencidos de eso. Porque la humanidad, ante la ONU ha creado un tribunal para que se juzgue. Y no podemos desconocer ese organismo para resolver las controversias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *